Y un buen día todos nos quedamos en casa...


Y un buen día todos nos quedamos en casa…

Si nos hubieran hecho imaginar un escenario de esta magnitud, hubiésemos dicho que solo podía suceder en las películas.

Si pensamos un poco más profundo, es como vivir una guerra, pero contra un enemigo invisible. 

No es la primera vez que sucede en la humanidad, peste negra, fiebre amarilla, lepra se llevaron miles de vidas;  pero lo que sí nos está ocurriendo por primera vez es el grado de conciencia social compartida.

Siempre hay excepciones, de eso están hechas las reglas; pero la respuesta de la amplia mayoría esta vez es algo para resaltar.

Cuando tenemos un enemigo invisible, la guerra no enfrenta personas, países o ideologías, sino que el efecto es justamente contrario, nos une, hermana y fortalece para hacer frente todos unidos, al enemigo desconocido;

Las conveniencias políticas que estuvieron detrás de todo esto, ya están a la vista y no es mi intención explayarme en ello, sino reflexionar sobre lo que nos obliga a vivir esta experiencia.

Primero de todo, el desconocimiento, es con lo primero que nos enfrentamos, esto nos provoca miedo, el peor de los enemigos y no necesitamos mirar afuera para encontrarlo, está justo ahí, adentro nuestro. 

El miedo puede destruirnos, hacernos flaquear, hacernos entrar en un estado de pánico tan profundo que perdamos el control de nuestro cuerpo y razón, perseguirnos con monstruos y sentir paranoia esa es la peor parte del miedo. 

La otra es la que nos preserva, la que se pone en juego cuando algo amenaza.

Y de aquí parten las conductas de las personas que estamos viendo a nuestro alrededor. 

Dividimos dos grupos: El primero, está conformado por los que están aterrados por lo que aún ni les sucedió, este opera como el miedo infantil, en el cual nos sentimos muy pequeños frente al monstruo invisible de la pandemia. Igual que cuando niños teníamos terror a la oscuridad, sombras reflejadas sobre una pared o una tormenta con truenos ensordecedores, son miedos gigantes porque nos sentimos muy pequeños en indefensos. Este grupo se debilita viendo noticieros continuamente, alimentándose del terror del morbo y cayendo en las garras de la manipulación periodística.

El segundo grupo, en cambio, tiene activo el miedo de auto preservación y son los que acatan las medidas de quedarse en casa y seguir los protocolos, colaborando con todos aquellos que ponen en juego sus vidas para protegerlos, para ir encontrando la solución paso a paso, ya que están igual que todos nosotros; pero con cargos que los ubican en un lugar de servicio. Médicos y enfermeros, policía, fuerzas del orden, bomberos, personal administrativo de hospitales, recolectores de residuos, etc. que están dejándolo todo para protegernos y que todos superemos esta situación.

▪️Pero mi reflexión va mucho más profundo aún. No creo en las casualidades y estas cosas siempre sucedieron para un bien mayor: la toma de conciencia, el crecimiento y el discernimiento de lo que está bien para todos y no para unos pocos

La humanidad tiende al crecimiento, expansión y evolución.

Si podemos leer esta experiencia desde una mirada macro, nos damos cuenta que todo nos lleva a estar unidos, las fronteras se volvieron a cerrar; pero solo para preservarnos, no para dividirnos, las personas ofrecen sus servicios desinteresadamente, clases de lectura, gimnasia, yoga, consejos, actividades recreativas y culinarias, para llevar esta cuarentena lo mejor posible. De hecho muchos de nosotros no damos a vasto de todo lo que tenemos para hacer, aun encerrados en nuestros hogares.

Si podemos darnos cuenta que esta situación nos está llevando a encontrarnos con nuestros miedos, no para castigarnos o asustarnos sino para madurarlo y liberarnos de el, y poder crecer como comunidad, como humanidad, entendiendo que el bien común es superior al bien personal, que la fauna y flora son tan importantes como los seres humanos y que la Tierra está avisándonos que así no.

Desde que comenzó esta pandemia y las personas dejaron la mayoría de sus actividades, la contaminación disminuyó abruptamente. 

¿Acaso no pareciera que el equilibrio de la Naturaleza opera de modo mágico para colocar al ser humano nuevamente en su lugar?, haciendo trizas su ego en un abrir y cerrar de ojos.

¿Acaso no franqueó fronteras donde todas las personas del mundo trabajan para un mismo fin, detener y superar el “virus”?

¿Acaso esta pandemia no nos lleva al interior de nuestras relaciones, volviendo a reconocernos, conversar y compartir un tiempo que no teníamos ni compartíamos con tanta calidad?

¿Acaso no nos obligó a detenernos para darnos cuenta que era lo verdaderamente importante?

Tenemos dos caminos, o hundirnos en el miedo y no capitalizar esta oportunidad para que se repita una y otra vez, o entender el para qué, estar a la altura de las circunstancias y que cada persona se haga cargo del miedo que esto le está moviendo de forma personal, para sanarlo y así liberar de tanta densidad el inconsciente colectivo que funciona como una gran nube que todos tenemos sobre la cabeza y que hace que padezcamos cosas sin saberlo.

Esta pandemia se trata de miedo, si entendemos las reglas, sabremos cómo superarlo con la mejor de las estrategias, si nos perdemos en el dramatismo, habremos perdido el juego por la mitad. No quiero con esto minimizar lo que ocurra durante estas semanas que vienen; pero la vida nunca nos pone frente a experiencias que no podamos superar, sino que nos da desafíos a la altura de nuestra capacidad.

La vida se trata de lecciones a aprender, desafíos a superar.

Prevenir es Vivir. Cuídate y cuidanos. De eso se trata, conciencia de que CADA UNO SOMOS TODOS. Este será el aprendizaje este año, que recién comienza y nos traerá muchas sorpresas, intensas y fuertes pero al final comenzará un Nuevo Orden, muchas viejas formas cambiarán para mejor.


Confíen !!!


Para más info sobre lo que sucederá este año les recomiendo mi Taller online: 2020 ¿Qué nos espera? Consta de una charla y una meditación para volvernos al eje. Pueden suscribirse en el sig. link: https://guidoconroy.thinkific.com/courses/evento2020